humor (1094)
    Chistes (398)
    Bromas (29)
    Parodias (203)
    Piropos (67)
    Fabulas (44)
    Citas y Frases (42)
    Sexuales (66)
    Hechos Reales (185)
    Asi soy yo.... (60)
   terror (2721)
    Pesadillas (256)
    Hechos reales (726)
    vampiros (599)
    Terror General (786)
    Espiritismo (125)
    Asesinos en serie (160)
    Teorias (69)
   fantasia (2151)
    Fantasia General (542)
    Romantica (770)
    Epica (233)
    Rol (182)
    Poesia (424)
   pruebas (0)
   criticas (885)
    Deportivas (37)
    Criticas de Cine (145)
    TV y Famosos (77)
    Literatura (49)
    Musica (76)
    Juegos (27)
    Duras (222)
    Generales (252)
   ficcion (1047)
    Ciencia Ficción (194)
    Futuristas (102)
    Snuff (67)
    Ovnis (27)
    Narrativa Libre (661)
 
 Top 5
    Grainstain.:Capítulo ..
    una aventura, la más ..
    La Feria del Diablo
    Martín,el chico más g..
    S. c.A.T. 2
 
Recomendamos
Relatos Cortos, la mayor web de relatos te trae relatos de terror, eroticos, humor, ficcion, fantasia y criticas.
     

  fantasia > RomanticaMartín,el chico más guapo del colegio

------------------------------------------------------------------------------------
 
se publicó en la web el 19 de Julio del 2005

Desde entonces este relato ha sido leido 2,569 veces desde que apareció en www.relatoscortos.com, y ha recibido 1 votos.

Los visitantes han dejado escritos 0 comentarios

------------------------------------------------------------------------------------
  Categoría: fantasia > Romantica
  Titulo:

Estamos en clase de Matemáticas cuando levanto la vista para verlo.Se llama Martín y es el chico más guapo de todo el colegio,es moreno con el pelo corto y con un simpático flequillo, tiene unos ojos azules que cada vez que los veo me pongo a temblar y siempre va vestido muy moderno.Hoy lleva una camisa azul que va a juego con sus ojos unos vaqueros muy simples y sus zapatillas deportivas. Levanto la vista un momento y la enfoco hacia su pupitre,en ese momento Martín también levante la vista y me coge mirándole...¡que corteeee! pensé,pero Martín es un gran chico y me dedica una sonrisa y un breve movimiento de cabeza hacia su lado derecho.Uffffffff, menos mal,que verguenza he pasado. Reboso de nerviosismo porque despues de la clase de Mates,tenemos la clase de Educación Física,Martín siempre se pone unas calzonas que dejan ver sus musculosas piernas,algo que vuelve locas a todas las chicas del colegio y por supuesto a mi.Pero no le digo nada,jamás se me ha pasado por la cabeza decirle que tiene unas piernas muy bonitas,no me atrevo porque puede dejar de hablarme porque se pensará que busco algo más que su amistad. Un día no podía más y le conté toda la historia a mi madre,ella me dijo que era normal que a esta edad (18 años) empezarán a aflorar mis verdaderos sentimientos,yo le dije que lo nuestro era imposible,y es que había muchas chicas en nuestra clase y en el colegio que estaba enamoradas de Martín.Mi madre me dijo que lo intentara,total era nuestro último año en el colegio y no nos íbamos a volver a ver nunca más así que no tenía nada que perder y si mucho que ganar. Quedaban pocos días para la despedida de COU,(actualmente 2º de Bachiller),cada uno iba a cojer por un camino diferente,algunos se quedarían en su ciudad natal,pero otros como como Martín o yo por ejemplo,teníamos por destino otras ciudades para realizar nuestros estudios universitarios,y con un poco de "suerte" no nos veríamos más. Quería que ese día fuera especial,y tanto que lo fue pero no sin antes meter yo la pata de tal manera que estuvo a punto de no ser tan especial. A falta de dos días para la Graduación y despues de finalizar el día de clase,me acerqué a Martín a la salida,estaba con sus tres amigos de siempre,hablando de fútbol y que chicas iban a caer esa mágica noche de la Graduación.No sé que se me pasó por la cabeza,pero cojí a Martín por la mano y lo aparte de sus amigos,todos se quedaron mirando,porque la verdad es que la forma en la que aparté a Martín no fue todo lo ortodoxa posible. ¿Que pasa?,me preguntó él sorprendido,a mi no me salían las palabras de la boca, en dos intentos emití dos ridiculos sonidos,que hasta Martín se río.Fue entonces cuando ante la atenta mirada de sus amigos y el desconcierto de Martín le dije estas palabras: "Martín ya se que lo que te voy a decir ahora te va a sonar muy raro y seguro que no te lo vas a esperar...pero ya no aguanto más,te quería decir que desde el principio de curso me gustas....y....no se que más.....solo saber que piensas". Al acabar mis palabras,sus amigos empezaron a reír de una forma ensordecedora... pero Martín era especial y los mandó callar y estos rápidamente dejaron de reír y es que aparte de ser el chico más guapo del colegio,era también un líder para todos. Martín me contestó sin ningún tipo de nervios pero si algo sorprendido,me dijo que lo sentía mucho,pero eramos muy diferentes en ese sentido y que lo nuestro en la vida podría ser,a renglón seguido se fue con sus amigos que empezaron a meterse con él y a mirar para atrás....a mi...me miraban a mi,con caras estupefactas y riendose. Al día siguiente en clase,se expandió mi actuación por toda la clase,cuando entre en la misma,todo eran susurros y risitas;¡Joder!,¿ tan grave es enamorarse de alguien? pensé en mi interior. Lo que si sabía es que tenía una verguenza grandísima,al día siguiente era la Graduación, la gran noche y yo era el hazmereir de la clase.Fue un día horroroso,mo hablé con nadie y cuando salí de clase,llegué a mi casa llorando.Nuevamente se lo conté a mi madre y ella me dijo que había echo muy bien en expresarle mis sentimientos a ese chico y que había sido muy valiente,por lo menos había luchado,fue cuando me dijo una frase que nunca la olvidaré..."recuerda cariño mío:Si luchas puedes morir,sino luchas estas muerto".Y tan cierto que era,había muerto en mi lucha por confesarle a Martín lo que sentía por él,no se si morí con orgullo o no...pero morí. LLegó el día de la Graduación,pensaba que iba a ser horrible pero no fue así.En un momento de la noche,vi a Martín solo y pensativo y nuevamente armandome de valor,me dirijí a él para pedirle perdón,cual fue mi sorpresa que él no aceptó mi perdón y me dijo que no había nada que perdonar que era algo muy normal hoy en día.Sus amigos no paraban de mirarnos y se reían unos con otros de la embarazosa situación.Y otra vez se me cruzaron los cables, le pedí a Martín un favor que si me lo hacía le prometía que lo iba a dejar en paz y que no me iba a ver más en su vida,él accedió a escucharme,era tan bueeenooooo..... Le dije,"quiero un beso tuyo,solo uno,por favor...y te prometo que no me veras en toda la noche y tampoco más en tu vida",a Martín se le cambió la cara y enseguida comentó el estado de locura que yo había alcanzado en ese momento a la vez de un no rotundo.Fue cuando me di la vuelta mientras le decía que era de esperar su respuesta pero que por lo menos me iba feliz porque nuevamente había luchado...y otra vez había muerto....... y fue cuando sucedió. Martín me cojió del brazo derecho y me dijo,"venga te doy un beso,total llevo unas copas de más y no me importa hacerlo y si a ti te va hacer feliz....",yo no me lo creía,pensaba que estaba de coña con sus amigos,pero no fue así,"pero el beso que sea simple,rozamos los labios y punto....esa es mi oferta" me dijo en un tono desenfadado. En ese momento notaba que toda la sala de baile nos miraba,no se si asi era o no,pero no me importaba porque estaba apunto de besar al chico más guapo del colegio...de repente y sin darme cuenta nuestros labios estaban juntos,fue un beso que no duró ni dos segundos, pero a mi me daba igual esos ni dos segundos fueron los ni dos segundos mas bonitos de mi vida,una sensación de felicidad recorrió mi cuerpo,¡había besado al chico más guapo del colegio,algo que ni las chicas más guapas habían conseguido y yo si!. Martín me miró y se fue mientras decía,"que te vaya bien,ya nos veremos" y desapareció. Yo empecé a bailar con mis amigas,todo era diferente,estaba feliz aún buscando a Martín por la sala de baile y no verlo......me daba igual,¡porque lo había besado!,no me lo podía creer,parecía un sueño pero no lo era. Acabó la fiesta y llegué a mi casa,cuando desperté por la mañana,me quedé pensando y recreando cada momento de esa noche y por supuesto el beso,algo que jamás olvidaré. Por supuesto que se lo conté a mi madre,la cual se sintió muy orgullosa por mi valentía. Hoy en día han pasado ya 5 años desde aquel tan maravilloso día,he encontrado al chico ideal que me hará feliz durante toda la vida,se llama Roberto y es genial. Roberto y yo vivimos juntos y estamos muy enamorados,estamos teniendo complicaciones para poder casarnos....pero todo se andará y al final lo conseguiremos. Hoy es el día de San Valentín y me dispongo a mandarle un ramo de flores a Roberto y una caja de bombones,asi que me dirijo a la floristería con la caja de bombones ya compradas y veo un ramo precioso de rosas amarillas,"este quiero" le digo al dependiente sonriendo, "¿desea mandarlo?",me pregunta el dependiente, "si,desearía mandarlo a la inmobiliaria de la calle Torre Número 26","¿a alguien en especial?",me replica el dependiente, "si a Roberto Zalazar" le respondo yo,entonces el dependiente empezó a envolver el precioso ramo de rosas amarillas,"¿me dice su nombre por favor?" me pregunta el dependiente,"por supuesto,me llamo Rodríguez....Juan Rodríguez".


------------------------------------------------------------------------------------
Vota este relato
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

------------------------------------------------------------------------------------
Comentarios
 



Busca relatos


InicioAgregar a favoritosPoner como página de inicio



siguenos en feedsiguenos en facebook.comsiguenos en twitter.com

¡Tu también nos puedes enviar tus propios relatos!
[Enviar relato]








Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.